Compensación energética en respuesta al ejercicio


Muchas personas pierden menos peso del esperado en respuesta a intervenciones de ejercicio cuando se considera únicamente el gasto de energía asociado al ejercicio realizado (ExEE). Esto es debido a una compensación energética en respuesta al ExEE, que incluye un aumento del consumo de energía (EI) y un descenso de la actividad física no asociada al ejercicio (NEPA). Recientemente se han publicado los resultados de un estudio (Schubert y col, 2017; PLoS One 15-dic; 12(12):e0189590) cuyo objetivo fue examinar el grado de compensación energética en hombres y mujeres jóvenes y sanos en respuesta al ejercicio interválico. Participaron 24 hombres y mujeres que completaron 4 semanas de entrenamiento interválico de esprint o entrenamiento interválico de alta intensidad. La compensación de gasto energético fue calculada por los cambios en composición corporal y el gasto de energía en ejercicio fue estimado por la frecuencia cardiaca en base a la relación calculada frecuencia cardiaca-VO2. Los resultados mostraron importantes diferencias individuales en la compensación de energía. En comparación con los sujetos de bajo nivel de compensación (<100%), los individuos con alto nivel de compensación (≥100%) ganaron en masa grasa, pérdida de masa libre de grasa y un menor cambio en VO2max y NEPA. Los resultados de la regresión lineal mostraron que bajos niveles de compensación de energía se asociaron con aumentos en DVO2max y DNEPA. Los autores concluyen que los aumentos en DVO2max y DNEPA se asociaron a una menor compensación energética post-ejercicio. La menor compensación se asoció a mayor pérdida de masa grasa y retención de masa libre de grasa, sin cambios en el peso corporal.

Con demasiada frecuencia no tenemos en cuenta la compensación energética que siempre tiende a producirse después de la realización de ejercicio. Incluso en las personas que realizan entrenamientos más regulares, se tiende a justificar el descenso de la actividad física diaria y el aumento del consumo de energía. Es una respuesta fisiológica, pero que puede ser decisiva para la desesperación de aquellos que otorgan a la sesión de ejercicio realizada toda la responsabilidad para conseguir el objetivo de disminuir la masa grasa. Así pues, nuevamente se impone la educación de nuestros clientes, deportistas y pacientes, para mostrarles todos los rincones asociados al ejercicio físico, y en este caso, del balance energético. Dediquemos pues algunos diarios minutos a enseñar y no solo a entrenar.

Es nuestra intención subir publicaciones serias seleccionadas de interés, haciendo traducción de algunas para hacérselas llegar sin cargo con el simple objetivo de educar y difundir.

Muchas Gracias – Mastermind  & José Slamon